Of. Centrales: 976 230 023 | Norte: 976 464 882 | Sur: 976 530 553 - 976 324 727

No llevan gorra ni traje rojo como los conserjes de los grandes hoteles, pero su labor en la sociedad no está exenta de méritos. Hoy, más que nunca, se ha puesto de manifiesto.

Los porteros y conserjes de los edificios residenciales, oficios que desde que tengo recuerdo han estado en peligro de extinción, se han convertido en los otros “héroes” de las comunidades de propietarios, en donde reside, ahora confinada en sus viviendas, el 80% de la población.

Como responsables del mantenimiento y vigilancia de las instalaciones comunes, limpieza y recogida de basuras, su actividad es esencial en estos tiempos de coronavirus.

Una labor que los administradores de fincas colegiados, como coordinadores del buen funcionamiento de los edificios, consideran vital para la habitabilidad, seguridad y salubridad del inmueble y, en consecuencia, esencial, para los vecinos.

Desde un primer momento, una parte importante de la información difundida por el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid ha estado orientada a proteger a los empleados de la finca, tanto porteros, como conserjes o personal de la limpieza. De ahí que sus consejos siempre hayan ido en la misma línea: utilizar las primeras horas del días para realizar las tareas de limpieza cotidianas, realizar las rondas de control y vigilancia necesarias espaciadas en el tiempo, y mantenerse el resto de su jornada laboral en la portería o puesto de control atendiendo únicamente aquellos asuntos de urgente necesidad.

Sin embargo, el oficio de portero y conserje en una finca, va mucho más allá. Siempre han ayudado a los vecinos, como diariamente lo demuestra uno de estos “héroes”, ya no anónimo, Jacinto Zurro, desde su portería en un edificio residencial madrileño. Allí sigue desempeñando su labor al tiempo que ayuda a sus vecinos de avanzada edad o movilidad reducida, ya sea llevándoles la compra o los medicamentos, con sus conservaciones, o simplemente, con su compañía aunque sea en la distancia.

No olvidemos que, antaño, los porteros, nuestros otros “héroes”, eran agentes de la autoridad. Por todos ellos, por los cerca de 15.000 que todavía quedan en Madrid, también van mis aplausos.

Fuente: https://abcblogs.abc.es/inmobiliario-puertas-adentro/comunidad-de-vecinos/los-otros-heroes-de-las-comunidades-de-vecinos.html

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies