Of. Centrales: 976 230 023 | Norte: 976 464 882 | Sur: 976 530 553 - 976 324 727
El Gobierno todavía no ha aprobado ninguna normativa que contemple ayudas para que autónomos y empresarios puedan pagar el alquiler del local que mantienen cerrado, como consecuencia de la crisis del covid-19. Sin embargo, el Ejecutivo está trabajando ya en un borrador que pretende hacer una traslación de las medidas ya aprobadas para ayudar a los inquilinos afectados por el coronavirus a pagar su vivienda habitual al ámbito de los locales comerciales.
Mientras tanto, los Técnicos de Hacienda (Gestha) recuerdan que el IVA se sigue devengando en el momento en el que, según lo pactado en el contrato por las partes, la renta es exigible por el propietario. Esto supone que el propietario debe repercutir el impuesto, con la obligación de ingresarlo a la Hacienda Pública en el modelo correspondiente, haya o no recibido la totalidad o parte del pago de su inquilino.
Por tanto, aunque el inquilino no pague, el propietario está obligado a seguir declarando e ingresando el IVA devengado, sin perjuicio de que con posterioridad el propietario pueda acogerse a un procedimiento de modificación para recuperar ese IVA repercutido impagado.
Desde Gestha aseguran que este procedimiento condiciona al propietario a unos plazos estrictos y a la presentación de una reclamación judicial o requerimiento notarial al inquilino, así como a unos requisitos de comunicación a la Agencia Tributaria no exentos de formalismos varios, para que, en el mejor de los casos, la modificación pueda verse reflejada en la declaración del IVA a presentar seis meses después del devengo del IVA impagado.
Si se opta por cancelar la relación contractual arrendaticia del local o negocio, el IVA se dejará de devengar a partir de ese momento. Pero otra posibilidad que se planteará frecuentemente, en la actual crisis económica y sanitaria, es el acuerdo de propietario e inquilino para rebajar el precio del alquiler o modificar el momento en que es exigible la renta.
Gestha señala que la mejor manera para evitar el devengo del IVA y posibles controversias con la Administración es que se modifique el contrato de arrendamiento y se incluyan las nuevas condiciones de precio y exigibilidad pactadas, siendo muy recomendable que esto se formalice por escrito mediante anexos al contrato principal.
“Para tales supuestos ésta es la forma más simple y menos controvertida. Además, encaja perfectamente en el principio de libertad (autonomía de la voluntad) de las partes contratantes que consagra nuestro derecho civil, también en materia de arrendamientos de locales”, subrayan desde los Técnicos de Hacienda.
Por otra parte, Gestha no recomienda que en estos casos de cambio de condiciones contractuales en beneficio del inquilino se acuda a conceptos como los de exoneración, condonación o suspensión de la renta, sea total o parcial y se considere o no la fuerza mayor. Aunque es cierto que la normativa del IVA prevé la posibilidad de que se realicen descuentos o bonificaciones con posterioridad al devengo del IVA, cabría también el riesgo de que la exoneración, condonación o suspensión fueran interpretadas por la Administración, de acuerdo con la normativa del IVA, como prestaciones de servicios a título gratuito que no impedirían el devengo y, por tanto, la obligación por parte del propietario de repercutir y declarar el IVA correspondiente como si realmente se hubiera pagado.
Por último, en el supuesto de que se estipulen con el inquilino facilidades como el aplazamiento total o parcial del pago de la renta, desde Gestha señalan que también se produce en todo caso el devengo del IVA en el momento en que la mensualidad resulte exigible y por el importe total pactado en el contrato, no cuando posteriormente se realiza de forma efectiva el pago, lo que asimismo obliga al propietario a repercutir e ingresar la totalidad del impuesto.
De cualquier modo, si la declaración del IVA resultase a pagar, el arrendador siempre contará con la opción de aplazar el pago hasta un máximo de seis meses, beneficiándose de la exención de pago de intereses durante los tres primeros meses, establecida con carácter general para todos los impuestos y contribuyentes, en el ámbito de competencias de la Administración tributaria del Estado, con el Real Decreto-ley por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19.

Fuente: http://www.megafincas.es/2020/04/23/los-impuestos-que-se-deben-pagar-por-el-alquiler-de-un-local-comercial-pese-al-covid-19/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.


ACEPTAR
Aviso de cookies