Of. Centrales: 976 230 023 | Norte: 976 464 882 | Sur: 976 530 553 - 976 324 727
Varios expertos inmobiliarios han debatido sobre los cambios que sufrirá el sector tras la pandemia del covid-19 en un encuentro digital organizado por el Círculo de Empresarios de Galicia. La digitalización del ‘real estate’ ha sido el discurso más repetido durante la charla en la que también se ha apuntado la importancia de los espacios abiertos en las viviendas poscoronavirus y de la última milla en el segmento logístico.
La webinar ha comenzado con una exposición de los seis grandes cambios que se producirán en el sector inmobiliario con respecto a la digitalización. Una presentación que ha llevado el sello de Tomás Sánchez, director de inteligencia del sector residencial de CBRE. “El covid-19 ha acelerado el desarrollo tecnológico porque era algo que ya existía, pero que muy pocas empresas aplicaban”, ha iniciado su intervención.
Sánchez ha desgranado la digitalización en seis grandes factores. El primer de ellos guarda relación con la mejora de la experiencia y la prevención de riesgos de las personas que utilizan los activos inmobiliarios. “Nuestros clientes nos demandan aplicaciones para reservar salas, para comprobar cuantas plazas de parking queda libres en los edificios… En definitiva, gestionar un activo y a sus ocupantes a través de la tecnología”, explica en este sentido.
El segundo punto hace referencia a lo que rodea al activo inmobiliario. “Para los inversores en el segmento del retail es muy importante saber qué sucede en los aledaños de sus locales. El e-commerce se ha comido a la venta presencial y por eso es clave monitorizar el activo para analizar qué tipo de cliente trasiega esa calle, cuánto se gasta…”, afirma el director de CBRE.
Para la consultora ha sido fundamental la realidad virtual durante este confinamiento. “Es el tercer aspecto para destacar porque los inversores están cada vez más interesados en comprobar a través de una pantalla cuál será el aspecto definitivo de sus oficinas gracias a las visitas virtuales y en remoto de los activos”, analiza Sánchez.
Una experiencia virtual que facilita también la comercialización del producto, cuarto factor para tener en cuenta en el desarrollo tecnológico poscovid-19. “Los clientes no sólo quieren ver el inmueble, también pretenden tener la opción de cerrar operaciones a través de estas plataformas digitales sin visitar si quiera el activo”, afirma este experto en inteligencia virtual.
Los dos últimos aspectos que resaltar son la monitorización de los Kpis de los activos y el análisis de los distintos escenarios que se pueden presentar a medio plazo. “Es clave saber qué pasa en el interior de los activos inmobiliarios y sobre todo anticiparnos a qué va a suceder en el futuro para poder actuar con antelación. Para esto es importante tener equipos que analicen la situación de las distintas zonas para poder ofrecer a los clientes una visión de los niveles socioeconómicos, la demanda, la oferta… que tendrá su activo en seis meses. Esto ha ayudado a promotores a cambiar la finalidad de algunas de sus promociones destinadas a la venta y que ahora saldrán en régimen de alquiler ante el previsible aumento de esta demanda”, sentencia Sánchez.
Tras esta primera exposición, el resto de los ponentes han ofrecido su punto de vista con respecto al futuro del sector. En clave residencial, Javier Garrido, presidente de Aproin, se ha mostrado muy optimista con respecto a la evolución de la demanda y ha señalado la revisión de proyectos que se producirá durante los próximos meses. “Creo que los promotores van a volver a dar importancia a la terraza y a los espacios abiertos en detrimento de más m2 de superficie cerrada”, afirma Garrido que también resalta la importancia del alquiler durante esta nueva etapa. “La entrada de fondos de inversión en el built to rent va a dinamizar el sector”, explica.
Elena Quintos, directora de inmuebles de Asteriscos Patrimonial, coincide con la visión del residencial de Garrido, aunque pone el argumento en cuarentena. “Hay que tomar un poco de distancia para ver cómo evolucionan los nuevos proyectos residenciales”, espeta con relación a la importancia de los espacios abiertos. Además, Quintos afirma que el apetito inversor por el ‘ladrillo’ ha continuado durante el estado de alarma y sólo atisba sombras en el retail, en el sector hotelero y en los suelos pendientes de cambios de uso, “porque la incertidumbre es mayor”.
Por su parte, Pablo Campos, socio en Beneite Inversiones inmobiliarias, ha reflejado el punto de vista de una comercializadora del sector residencial. “Hemos notado un aumento del interés por viviendas unifamiliares, pero creemos que esta circunstancia es sólo un testeo por parte del futuro propietario. Si se produce otro rebrote del covid-19 estas consultas se pueden traducir en operaciones”, asevera.
Diego Esquer, delegado de Gesvalt en Galicia, ha sido el encargado de ofrecer la visión del futuro del sector inmobiliario desde el prisma de una consultora. “La promoción de viviendas debe de ser uno de los motores económicos para salir de esta crisis coyuntural. En Logística, los inversores se van a centrar en potenciar la última milla. Sólo el retail y los hoteles pueden sufrir de manera más preocupante los efectos del covid-19. De todos modos, la Administración tiene un papel fundamental para mitigar estos efectos y para ello creo que es importante mejorar el tema fiscal”, finaliza Esquer.

Fuente: idealista.com
www.megafincas.es/2020/06/22/los-cambios-del-sector-inmobiliario-tras-el-covid-19-digitalizacion-y-espacios-abiertos-en-la-vivienda/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.


ACEPTAR
Aviso de cookies